Amada mia

Finalizaba la tarde y con el crepúsculo
se dio lugar a una hermosa noche,
la cual cubria cada rincón con la oscuridad.
La luna se abrió paso entre las nubes,
asesinando el sol y adueñándose del cielo
que permanecería en tinieblas.
Una tenue luz en medio de la oscuridad,
iluminando un corazón que solo a la luna pertenece,
un corazón que late con su resplandor
y se alimenta de su inmaculado amor.

Tu eres la Luna que desgarro mi corazón y lo hizo eternamente suyo.

Te amo

miércoles, 7 de octubre de 2009

Eternidad III: Felicidad



El mundo quiere oirte llorar,
ellos quieren tus lagrimas derramar.
Yo deseo verte sonreir,
deseo que tus ojos se iluminen de paz.
La inquietud corre tras de nosotros,
el dolor rasguña nuestras espaldas.
Mira al cielo, la felicidad existe,
tu sonrisa es la que persiste.

La luna nos ilumina con esperanza,
nos guia con su presiosa luz blanca;
La ilusion le permite brillar
para que de este sueño no logremos despertar.
En nuestras manos se unen los lazos
de un amor que jamas se rompera,
en nuestros ojos se encuentra
la felicida que nos permitira volar.

La tristeza ya no existira,
tu corazon de alegria latira
junto con el mio que palpita
por esta historia que escrita esta.
No temas ser mi compañia
cuando la noche me envuelva tan fria,
continuemos juntos bajo las estrellas
y que nuestro amor en la oscuridad prevalezca.

Descansa en el calor de mi cariño,
en los brazos que te abrazan perdidos
en la tranquilidad de tu cuerpo dormido.
Si el dolor te quiere lastimar,
yo estare a tu lado para velar
por la sonrisa que en los dos vivira.
Cuida bien lo que te he entregado,
porque siempre estare a tu lado.

Juntos Luna de mi vida,
como Angeles volaremos por el cielo
de un amor hermoso y eterno.

0 comentarios: